Por qué, cuándo y cómo realizar un seguimiento de las patadas

Why, When and How to Track Kicks

El seguimiento de los movimientos es fundamental para vigilar el bienestar del feto, ya que las patadas y los movimientos son señales de que el feto está activo y sano. Es por eso que los profesionales de la salud recomiendan habitualmente realizar un seguimiento de las patadas durante el embarazo, como parte de la atención prenatal. Al establecer un patrón de movimiento fetal y seguir las patadas con regularidad, la futura mamá puede identificar cualquier cambio que pueda ser motivo de preocupación y buscar atención médica si es necesario.

La Asociación Estadounidense del Embarazo afirma que en algún momento entre las semanas 18 y 25 del embarazo, las mamás comenzarán a sentir el movimiento de su bebé y sugieren que cuenten estos movimientos fetales diariamente a partir del tercer trimestre, alrededor de las 28 semanas de embarazo. ACOG (Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos) y NICE (Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y la Atención) también tienen declaraciones similares. Durante este tiempo, los movimientos del bebé se vuelven más consistentes y frecuentes y, por lo tanto, establecer patrones sería más fácil. Sin embargo, por supuesto, en caso de factores de riesgo de sufrimiento fetal o antecedentes de complicaciones en embarazos anteriores, es posible que la futura mamá desee (o tal vez, que la orienten para) comenzar a contar las patadas antes.

Se espera que los padres sean conscientes del patrón normal y la frecuencia de los movimientos de su bebé y se comuniquen con sus profesionales de la salud si notan una disminución en los movimientos fetales.

Al realizar un seguimiento de las patadas durante el embarazo, se debe esperar sentir los movimientos de su bebé y contar la cantidad de patadas que siente dentro de un período de tiempo determinado. Idealmente, una futura mamá probablemente sentirá 10 movimientos en 2 horas. Sin embargo, es mejor hablar con un profesional de la salud, ya que puede brindarle orientación según las circunstancias individuales.

Aquí hay algunos consejos y trucos para rastrear patadas:

  1. Elija un momento del día en el que el bebé esté más activo . Muchos bebés tienen un patrón de ser más activos en ciertos momentos del día, como después de las comidas o por la noche. Elija un momento en el que el bebé esté más activo para seguir las patadas.
  2. Encuentre una posición cómoda . Acuéstese sobre su lado izquierdo o siéntese con los pies en alto y la espalda apoyada. Esto puede ayudarla a sentirse más relajada y concentrarse en los movimientos del bebé.
  3. Cuente los movimientos durante al menos una hora . Cuenta el número de patadas o movimientos que sientes en una hora. Se recomienda realizar 10 movimientos en 2 horas, pero esto puede variar según el patrón de movimiento del bebé. ¡Pruebe Kick Cub dentro de la aplicación Cubtale!
  4. Registre sus resultados . Mantenga un registro de la cantidad de movimientos que siente cada vez que cuenta las patadas. Esto puede ayudarle a identificar cualquier cambio en el patrón de movimiento de su bebé y brindarle información valiosa a su proveedor de atención médica.
  5. Comuníquese con su profesional de la salud si es necesario . Si nota una disminución en el movimiento fetal o tiene alguna inquietud sobre los movimientos de su bebé, debe comunicarse con su profesional de la salud de inmediato. Esto puede ayudar a garantizar que su bebé esté sano y reciba la atención que necesita.

En resumen, el seguimiento de las patadas durante el embarazo es una forma sencilla y eficaz de controlar el bienestar fetal y brindar tranquilidad a la futura mamá. En ese sentido, al establecer patrones de movimiento fetal y seguir las patadas con regularidad, se puede identificar cualquier cambio que pueda ser motivo de preocupación y buscar atención médica si es necesario.




Más popular

The Cubs

Todos