Alimentación con refrigerios versus alimentación regular: cómo navegar la lactancia a los 3 meses

Snack Feeding vs. Regular Feeding: Navigating Nursing at 3 Months

El viaje de la lactancia materna está en constante evolución y está marcado por varias etapas y fases que tanto usted como su bebé experimentarán juntos. Alrededor de los 3 meses, los patrones de lactancia tienden a cambiar y muchos padres notan un cambio hacia lo que a menudo se conoce como "alimentación con bocadillos". En esta publicación de blog, exploraremos las diferencias entre la alimentación con refrigerios y la alimentación regular durante la lactancia a los 3 meses, brindando información y consejos para ayudarla a navegar este período de transición.



Comprender la alimentación con refrigerios y la alimentación regular

Alimentación de bocadillos:

  1. Frecuencia sobre volumen: alrededor de los 3 meses, los bebés tienden a volverse más eficientes en la lactancia. Esto significa que pueden extraer leche más rápidamente y amamantar con más frecuencia durante períodos más cortos.
  2. Sesiones más cortas: Durante la alimentación con refrigerios, su bebé puede mamar solo durante unos minutos a la vez, a veces tan solo de 5 a 10 minutos por seno.
  3. A pedido: la alimentación con refrigerios a menudo sigue un horario más a pedido, y su bebé amamanta cuando muestra signos de hambre, lo que puede ocurrir con más frecuencia a lo largo del día.
  4. Menos predecible: La alimentación con bocadillos puede parecer menos predecible que los patrones de alimentación regulares, ya que es posible que no haya espacios claros entre las tomas.

Alimentación regular:

  1. Tomas completas: en las primeras semanas, los bebés pueden realizar tomas más largas y sustanciales en las que maman de un seno durante 15 a 20 minutos o más antes de cambiar al otro seno.
  2. Espaciados: Los patrones de alimentación regulares tienden a ser más espaciados, con intervalos más largos entre tomas, a menudo cada 2 o 3 horas.
  3. Más predecible: estas sesiones de alimentación suelen seguir una rutina más predecible, lo que facilita la planificación de actividades o salidas según el horario de alimentación de su bebé.

Consejos para navegar la alimentación con bocadillos

  1. Alimentación receptiva: adopte una alimentación receptiva, permitiendo que su bebé amamante cuando muestre señales de hambre en lugar de seguir un horario estricto.
  2. Ofrezca ambos senos: si su bebé toma tomas más cortas, asegúrese de ofrecerle ambos senos durante una sesión de alimentación para asegurarse de que reciba la leche final (más rica en grasas y calorías).
  3. Manténgase hidratado y nutrido: las sesiones frecuentes de lactancia pueden ser físicamente exigentes. Manténgase hidratado y nutrido para mantener sus niveles de energía.
  4. Eructos: dado que las tomas más breves pueden provocar menos eructos, recuerde hacer eructar suavemente a su bebé después de amamantar para minimizar las molestias causadas por el gas atrapado.
  5. Zona libre de distracciones: cree un ambiente tranquilo y libre de distracciones para las tomas y así ayudar a su bebé a concentrarse en amamantar.
  6. Revise los pañales: La lactancia frecuente también puede provocar cambios de pañales más frecuentes. Vigile los pañales mojados y sucios para asegurarse de que su bebé esté recibiendo lo suficiente.




Más popular

The Cubs

Todos